Fundación Atención al Migrante

Dirección: Calle 17 No. 68 - 75

Teléfono: (57) (1) 905 48 34 / 420 21 42

famig@arquibogota.org.co

Alfredo, ejemplo de amor por una madre

26 de Abril 2019
Alfredo, ejemplo de amor por una madre
A+ A-

Alfredo es un joven de 22 años que como la mayoría de personas, a esa edad tienen sueños y metas por alcanzar, sin embargo debido a la crisis que se registra en Venezuela y la falta de medicamentos y medicinas, debió dejar su hogar, sus amigos e incluso a una familia, pero hubo alguien a quien no pudo dejar atrás, su madre, una mujer de 64 años con problemas cardiacos severos y con dificultades de movilidad.

Por la falta de acceso a los medicamentos la salud de la mamá de Alfredo se deterioraba rápidamente, por eso, aunque dudó en muchas ocasiones y no tenía claro que hacer, y sabiendo lo que le costaría andar con su mamá, Alfredo decidió salir con ella, buscando los medicamentos que necesitaba y dinero para poder resguardarla durante un tiempo. Su travesía empezó en Táchira, en donde colectivos chavistas y grupos paramilitares les exigían dinero para poder pasar por la trocha, debido a que la frontera se encontraba cerrada.

Tras solucionar su problema en la frontera, Alfredo pasó el río con su madre a cuestas y comenzó a caminar con destino a la ciudad de Cali, durante su travesía fueron apoyados de muchas formas, lo que hacía que no perdieran las fuerzas.

“En el camino nos ayudaron mucho, nos dieron la cola cuando pasamos por el páramo, nos dieron comida, dinero para poder comer y comprar los medicamentos, y algunas cosas para que no sintiera frío”.

Sin embargo pese a la solidaridad Alfredo y su madre debieron enfrentarse a muchos problemas y dificultades, propiciadas por gente que se quiso aprovechar de la condición que vivía su madre.

“Había gente que quería caminar con nosotros pero para quitarnos el dinero que nos daban, incluso colombianos que me decían que usara a mi madre para pedir recursos y que ellos se quedaban con una parte, yo nunca acepté porque mi principal meta era lograr dinero para los medicamentos que mi madre necesitaba”.

Incluso en algunas ocasiones Alfredo vio en riesgo su vida, por cuenta de personas que querían robarles el dinero o sus pertenencias, hechos que recuerda con lágrimas en sus ojos.

“En una ocasión me acosté junto a mi madre en la carretera porque ya estaba cansado y cuando estábamos esperando llegó un grupo de hombres que se bajaron y me quitaron el plástico luego me pidieron el celular y si no lo entregaba me iban a apuñalar, esa situación puso muy mal a mi maita, yo sólo la abrazaba y le decía que se calmara que nada nos iba a pasar, así que les entregué el teléfono y les dije que se fueran”.

Aunque la situación parecía que no podía estar peor, Alfredo recuerda más hechos que los afectaron, que ahora los ve solo como anécdotas y motivaciones para seguir su camino, como cuando fueron estafados en Cali.

“Un señor en Cali nos arrendó y nos pidió el dinero por adelantado, nos quedamos la primera noche y cuando volvimos no nos dejó entrar ni nos devolvió nada de dinero, por eso debimos devolvernos a Bogotá”.

Tras su larga Travesía, hoy Alfredo se encuentra en Bogotá, con medicamentos y dinero suficiente para que su mamá pueda estar tranquila por los próximos dos meses en Venezuela, la irá a dejar y retornará a Colombia, en donde continuará trabajando para que su mamá tenga todo lo que necesita y nunca le falte un solo medicamento.  

Desarrollo por San Pablo Multimedia