Pasar al contenido principal

Una experiencia interactiva y orgánica, la arquidiócesis en el corazón de Bogotá

https://arquimedia.s3.amazonaws.com/8/logos-de-medios/revista-vida-nuevajpg.jpg

Uno de los espacios más llamativos de esta edición de Expocatólica 2019 ha sido el de la arquidiócesis de Bogotá, que bajo su lema ‘camino, verdad y vida para ser sal y…

Diana María Guzmán, secretaria general de la vicaría de evangelización de la arquidiócesis y coordinadora del stand, conversó con Vida Nueva para brindar detalles del stand que agrupa tres escenario de manera orgánica e interrelacionada: a la derecha el cerro de Monserrate y la torre Colpatria, en medio un gran autobús de Transmilenio (sistema de transporte público de Bogotá) y a la izquierda el seminario mayor y el diaconado permanente.

Sellen su pasaporte arquidiocesano

La condición para visitar este espacio es obtener un pasaporte arquidiocesano que el personal de atención entrega en la entrada del stand. El ambiente se divide en tres zonas clasificadas de acuerdo a las tres primeras palabras del lema: ‘camino, verdad y vida’.

En el área de ‘camino’ –representada en el Transmilenio– se encontrarán todos los proyectos de iniciativas y fundaciones que apuntan a la propuesta pastoral de la arquidiócesis, incluyendo la oferta educativa que abarca 18 colegios parroquiales y la Universidad de Monserrate, el seminario mayor y el diaconado permanente.

En el ambiente ‘verdad’ (seminario y diaconado) se encuentran  el tema de las vocaciones y la formación de futuros presbíteros y diáconos, mientras en ‘camino’ (Monserrate y Colpatria) están algunas obras educativas como la red de escuelas arquidiocesanas, la Universidad de Monserrat, lo mismo que las áreas de catequesis, retiros, liturgia de las parroquias.

“La idea que con la visita a cada área te ponen un sello en el pasaporte, si completas siete sellos participas en el sorteo de una cena en el restaurante San Isidro, en el Monserrat, con un acompañante”, ha informado Guzmán.

Hacia una pastoral de conjunto

En esta edición de Expocatólica la arquidiócesis se ha lanzado al ruedo con una propuesta interactiva, única, orgánica, con un hilo discursivo coherente, inspirado en la ciudad, para hacer sentir a la gente que está en Bogotá. En referencia a esto la coordinadora del stand ha comentado que “en las anteriores ediciones hemos estado en espacios independientes, esto fue un gran desafío”.

El mensaje que quieren dar desde la arquidiócesis es de unidad, de un cuerpo de Iglesia integrado e intercomunicado, porque “estamos precisamente trabajando en una pastoral de conjunto para sensibilizar la obra de la Iglesia, que esté diversificada en diferentes destinatarios y procesos, con ello queremos mostrar que somos una sola Iglesia trabajando de la mano”.

Hasta el momento son muchos los pasaportes arquidiocesanos expedidos, alrededor de más de 1.500 personas han visitado este espacio.

Protocolos de protección y otros proyectos

Entre las obras de la arquidiócesis que se han presentado en Expocatólica se encuentran el Banco arquidiocesano de alimentos, la Fundación de Atención al Migrante, y la Fundación Monseñor Valenzuela Balén.

Por otra parte, una de las novedades presentadas es la oficina del buen trato, donde se presentan los protocolos de protección recientemente implementados. Diana Guzmán ha invitado especialmente a pasar por este cubículo para que “conozcan  cómo funciona esta oficina y qué estamos haciendo para prevenir este flagelo en nuestra Iglesia”.

Finalmente están los proyectos arquidiocesanos como el de ‘Cuidado de la casa común’ y ‘Caminar en la esperanza y misericordia’, este último busca articular esfuerzos con diferentes organizaciones de inspiración católica y con base en la fe para ofrecer servicios de ayuda social a aquellas personas que requieren satisfacer alguna necesidad.

VEA LA NOTA COMPLETA