Fundación Atención al Migrante

Dirección: Calle 17 No. 68 - 75

Teléfono: (57) (1) 905 48 34 / 420 21 42

famig@arquibogota.org.co

Jose y Lewis, padre e hijo en busca de un mejor futuro

01 de Febrero 2019
Jose y Lewis, padre e hijo en busca de un mejor futuro
A+ A-

La difícil situación que se vive en Venezuela sigue generando una crisis migratoria masiva, generando separación de familias y haciendo que cientos de migrantes tomen decisiones drásticas, quienes caminaron durante 13 días para llegar a Bogotá.

A sus 17 años Lewis empieza a vivir lo que él considera es una de las peores situaciones que ha tenido que afrontar, pese a la debilidad física y a los problemas que generan caminar durante varios días sin importar las inclemencias del clima, este joven acompañado de su padre sacó fuerzas para llegar hasta Bogotá, teniendo clara una motivación ayudar a su madre, a sus hermanas y a su hijo que quedaron en Venezuela, y aunque la travesía parecía interminable se mostró fuerte para no dejar caer a su padre.

“La experiencia fue muy grande al ver que mi papá no podía caminar, el frío, fue muy difícil llegar hasta aquí a Bogotá, le recordaba que había que seguir adelante que tuvieran claras las metas y le recordaba a la familia que dejamos en Venezuela”.

José reconoce que  en muchos momentos sintió que no podía más y que se iba a rendir, pero las palabras de su hijo y la solidaridad del pueblo colombiano, lo llenaban de fuerza y de valor para seguir caminando hacia la meta.

“Él me decía, Papá vamos a seguir adelante, piensa en la abuela, piensa en los muchachos, también le agradezco a los colombianos que nos dieron comida, que nos acercaron en algunos momentos”.

Aunque llegaron a un país del que nada conocen, esperan lograr un mejor futuro, y lograr enviar dinero a sus familias que los esperan en Venezuela, pero sobre todo tienen un sueño y es que los colombianos los reciban sin juzgarlos.

“Que no nos juzguen, que aunque algunos venezolanos han cometido errores no todos somos iguales, solo estamos luchando para buscar un mejor futuro para nuestras familias, y apoyar a Colombia para que también siga creciendo”.

La Fundación de Atención al Migrante se ha convertido en un espacio de descanso, de acogida y un lugar donde recargan energías mientras tratan de lograr algún sustento económico para poder establecerse en Bogotá.

“La Fundación se ha convertido en un segundo hogar para nosotros, nos han tratado muy bien, las hermanas están muy pendientes de nosotros , que no nos falte nada”

Nunca creyeron que deberían pasar por la situación que actualmente están viviendo porque en su país tenían todo, y les genera dolor reconocer que por malas decisiones políticas, Venezuela haya pasado de ser uno de los países más ricos de Latinoamérica a llegar a estar en extrema pobreza.

“En mi país teníamos todo, éramos un país muy rico, nunca nos faltó nada, los mercados estaban llenos, vivíamos en una buena casa, jamás pensamos que tuviéramos que salir de esa forma de Venezuela, dejando atrás todas nuestras vidas, soñamos en volver a ver la Venezuela que era antes, donde podíamos ser felices”

Para ellos lo más importante es convertirse en ejemplo para los venezolanos que están pasando por momentos difíciles, para demostrarles que pronto su país va a cambiar y cuando menos lo esperen,  podrán volver a ver a la Venezuela de luchadores.

Desarrollo por San Pablo Multimedia